Una Entrevista con nuestro Director Ejecutivo

Para celebrar nuestro sexto aniversario, Adam refleja en la historia de N-Map.

POR AMY ZHANG, N-MAP intern

N-Map ha tenido un ajetreado seis años. Para celebrar nuestro sexto aniversario, me senté con el fundador de N-Map, Adam Stofsky, para hacerle algunas preguntas sobre cómo empezó la organización, lo que hemos aprendido , donde N-Map se encuentra dentro del movimiento de derechos humanos, y nuestros objetivos para el futuro.

Amy Zhang: En primer lugar, ¡feliz sexto aniversario! Pensando en el año 2009, que te llevó a empezar N-Map?

Adam Stofsky: Fue realmente mi experiencia como abogado de interés público—yo practiqué ley durante unos cinco años. Estaba frustrado en lo difícil que era para mis clientes para hablar, porque su historia se limitaba a lo que decían en el examen directo y contrainterrogatorio en el tribunal—básicamente una interrogación pública.

Pensé, una y otra vez, si mis clientes pudieran hablar directamente a los tomadores de decisiones o incluso a sus oponentes en el caso, haría una gran diferencia. Así que empecé a hacer películas, y ha funcionado muy bien a través de la incidencia legislativa, política y litigios. Me di cuenta de que los abogados de interés público no estaban usando las historias de sus clientes lo suficientemente bien—sacándole la humanidad de los derechos humanos en muchos sentidos.

Así que creé N-Map para enfrentar a ese problema. N-Map presenta las voces de los clientes, los sobrevivientes y víctimas de violaciones de derechos humanos, poniéndolos en el centro de nuestro trabajo de incidencia.

AZ: ¿Cuáles son algunos de los proyectos de que estás más orgulloso? ¿Qué resultados han logrado esos proyectos?

AS: Los proyectos en los que estoy más orgulloso no son necesariamente los que han tenido los mayores impactos, pero los que debemos estar orgullosos por solo haberlos hecho en el primer lugar…

Nuestro primer proyecto fue para el Institute for Justice and Democracy in Haiti (IJDH) y Partners in Health (PIH). Nos contrataron para documentar un innovador programa que se puso en marcha para hacer una colaboración médica y legal. Me encontré en tres prisiones diferentes en Haití, documentando las condiciones horribles: células empaquetadas con 70 hombres por años y años. Estaba tan orgulloso de que logramos llevar un equipo a Haití, los metimos en las prisiones, contamos las historias de los prisioneros en una manera compasiva y auténtica, y luego producimos un video con un presupuesto muy pequeño.

Lo mismo puedo decir de nuestro video “Esperando Fahd: La esperanza de una familia por vida” que hicimos con Center for Constitutional Rights (CCR). Viajamos a Yemen para documentar, con gran detalle, la historia de la familia de Fahd Ghazy—un hombre detenido en Guantánamo desde hace 10 años.

Al pensar en los resultados e impactos, nuestro trabajo después del terremoto en Haití viene a la mente. Un video que hicimos fue utilizado como prueba en una audiencia para las condiciones de seguridad en los campos de desplazados en frente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, y el otro era un vídeo que se presentó al Congreso de Estados Unidos para incidencia sobre la violencia de género. Durante ese tiempo, había una enorme cantidad de video saliendo de Haití, así que lo que me hace más orgulloso es de que nuestro trabajo directamente sirvió organizaciones de derechos humanos, con todo el material de archivo perteneciendo y esencialmente, controlado por ellos. Hemos arraigado nuestros videos casi en su totalidad en las voces de la gente de Haití. Y, como resultado, los videos tuvieron un impacto significativo.

AZ: ¿Cuáles son las maneras más grandes que N-Map ha cambiado en los últimos años? ¿Los objetivos siguen siendo los mismos?

AS: Nuestra teoría de cambio se ha mantenido la misma: la fusión de medios de comunicación con poderosa narración de cuentos y vídeo de incidencia puede producir enormes resultados.

Ahora, nos hemos enfocado más en la forma de organizar nuestro trabajo para apoyar mejor el movimiento de derechos humanos. Nosotros pensamos cuidadosamente acerca de cómo desarrollar herramientas y técnicas que se pueden utilizar y replicar en todo el campo. Preguntas complicadas requieren poner a prueba diferentes modos de narración—por ejemplo, actualmente estamos pensando en maneras de hablar de matrimonio infantil en el contexto muy conservadora del norte de Nigeria.

También estamos probando formas de utilizar la tecnología y la integración de vídeo en plataformas tecnológicas, de nuestro trabajo en la documentación de derechos de los discapacitados en la República de Georgia a la justicia penal en Brooklyn, Nueva York. Y estamos probando tácticas legales interesantes, como en el caso de la tragedia Guardería ABC, en el que se utilizó el video como una forma de conseguir la historia del caso, frente a los comisionados de la CIDH durante la etapa de admisibilidad de la causa.

AZ: Así que ahora que hemos hecho todos estos proyectos, ¿qué hemos aprendido en los últimos seis años sobre las mejores prácticas y las técnicas más efectivas?

AS: Fuerte planificación previa y comunicación con nuestros socios y clientes es absolutamente crucial. La comprensión de la estrategia temprano y el rodaje del video de una manera enfocada es esencial para evitar que un proyecto se empantane. La planificación previa implica el entendimiento de quién es la audiencia y por lo tanto, lo que la estrategia de distribución debe ser. También significa centrarse en lo que es absolutamente crucial para lograr nuestro objetivo durante la grabación, es decir, en vez de hacer 50 entrevistas, hacer diez.

Hemos aprendido que el desarrollo de una estrategia y la producción de un video para nuestros socios no es suficiente. N-Map necesita invertir fuertemente en el pensamiento sobre la aplicación a largo plazo y la distribución en un contexto de incidencia. Al principio, fue difícil conseguir financiación para la producción del propio vídeo, y mucho menos el más duro trabajo a largo plazo de hacer que el video haga el trabajo que tiene que hacer. Pero es realmente crucial, y cuanto más inviertamos en la ejecución, mejor serán los resultados.

AZ: Siguiendo ese punto, ¿cuáles son algunos desafíos que N-Map ha enfrentado y todavía enfrenta?

AS: Los recursos de nuestros socios. Trabajamos con una gran cantidad de organizaciones locales más pequeñas que tienen escasos recursos en una variedad de formas—de dinero, equipo, y talento disponible. Todo el movimiento de los derechos humanos esta atado por los recursos. Es increíblemente difícil.

En términos de nuestros propios recursos, se nos pide que hagamos milagros con un presupuesto muy modesto, lo mismo que se le pide a cualquier organización de derechos humanos. Y a veces se puede, a veces no se puede. También es difícil encontrar gente para hacer este trabajo—nosotros necesitamos una mezcla inusual de habilidades: abogados, cineastas, diseñadores, gente que entienden cómo se hace defensa de los derechos humanos.

El trauma es un problema frecuentemente no reconocido para nosotros como creadores de medios y profesionales de los derechos humanos. Es fácil subestimar el efecto del trauma en todos nosotros, especialmente para el personal que esta en el campo y los editores de cine, que ven, una y otra vez, los actos de violencia o testimonios de personas que han sufrido el dolor horrible. Esperemos que en los próximos cinco años, la comunidad de derechos humanos se abordarán de forma proactiva para mejorar esta cuestión. Definitivamente me ha desacelerado en mi trabajo y, creo yo, también a mis colegas que han estado aquí por un tiempo.

AZ: Con N-Map en expansión, ¿cuáles son sus metas o nuevas direcciones para los próximos años?

AS: Nuestros objetivos son en realidad para enfocarnos y concentrar a medida que crezcamos—no estamos interesados en convertirnos en una gran organización con muchas oficinas. Estamos interesados ​​en encontrar formas de superar los retos y problemas que el movimiento de derechos humanos tiene dificultades para resolver. Queremos enfocarnos en construir un conjunto de programas que desarrollaran maneras para usar los medias mas ampliamente.

AZ: ¿Cómo puede la gente y las organizaciones involucrarse con N-Map?

AS: Trabajamos completamente con nuestros socios. Trabajamos con organizaciones que hacen cualquier tipo de interés humano o el trabajo ley, que se define en términos generales. La mejor manera de trabajar con nosotros es contactarnos—responderemos a todas las solicitudes.

Para comunicarse con nosotros, escriba a info@newmediaadvocacy.org.

También asegúrese de seguirnos en Instagram, Facebook y Twitter para actualizaciones de N-Map y noticias regulares sobre derechos humanos internacionales.

* Entrevista editada por consideración a duración.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s